631 01 01 01
hola@divadiv.com

Descripciones de producto efectivas.

Divadiv - 05/11/2018 - Comercio electrónico
  • Descripciones De Producto Efectivas. 1/1

Se original en la descripción del producto.


La originalidad es una de las cosas más importantes para que una descripción de producto sea atractiva y llame la atención a los clientes que navegan a través de Internet. Si la descripción del producto es una copia de la que proporciona el fabricante o los proveedores, es probable que sea reconocida por Google como contenido duplicado y, dado que no aporta nada nuevo a los usuarios, la página sea clasificada con una calidad baja, afectando de manera negativa al ranking en los resultados de búsqueda.


Integra las palabras clave.


Aunque la descripción del producto se debe escribir para los clientes y no para los buscadores, es muy importante que esta haga uso de, por lo menos, unas cuantas palabras clave importantes. La forma correcta para integrarlas es hacerlo de manera natural, sin forzarlas, para que el texto sea fluido a la hora de leerlo. Lo ideal sería que el uso de las palabras clave no sobrepase el cinco por ciento del contenido pues, de lo contrario, podría clasificarse como "spamming" y afectar, nuevamente, de forma negativa en las búsquedas. Si se usan de manera correcta se aumentará las posibilidades de situarse en cabeza de los resultados de búsqueda y hacerse más visible, por lo tanto, para los clientes potenciales.


Centra tu mensaje para un grupo de destino.


Pretender llegar a todos los clientes potenciales te obligaría a escribir una descripción de producto demasiado generalizada y con la cual nadie se sentiría aludido. En vez de eso, lo adecuado sería centrarse en el grupo potencial más importante y usar un vocabulario y tono adecuado al mismo para que la comunicación sea más personal y directa.


Destaca las ventajas para el comprador.


A veces, como fabricante o vendedor, podemos sentirnos impresionados por detalles técnicos que acaban siendo banales y de poco interés para el comprador, lo que, en vez de despertar el deseo de compra, puede provocar desinterés por el exceso de una información que no les aporta nada. Lo que sí despertará la atención del cliente es mostrarles las ventajas que el producto puede ofrecerles de forma personal, como puede hacerles la vida mejor, más feliz o más sana de forma directa o indirecta. Piensa en como mejorará tu producto la vida de tus clientes y hacérselo saber.


Evita frases superficiales y faltas de contenido.


No uses frases grandilocuentes que ensalcen la calidad del producto si están carentes de valor para el lector o no aportan ningún sentido, ya que es evidente que nadie va a hacer una mala descripción de su producto. Es mejor centrarse en las características objetivas del producto y en las ventajas reales y contrastadas que aportan al comprador. Lo contrario podría ser considerado poco profesional. Si tu producto es mejor que otro similar ayúdate de testimonios reales y datos o hechos contrastados que lo justifiquen.


Apela a la capacidad imaginativa de tus clientes.


Algunos estudios han demostrado que la atracción que las personas sienten por un producto aumenta cuando lo tienen en sus manos y lo pueden experimentar con sus sentidos. Esto es un problema cuanto se pretende venderlo a través de Internet puesto que se carece de esta posibilidad. Por eso, para contrarrestarlo se debe realizar una descripción atractiva del producto en la que se apele a los sentidos del comprador para hacer que se imagine como  sería poseerlo. Impulsos verbales que le hagan experimentar el producto y aumentar el deseo del cliente por ese producto.


Responde a las preguntas.


El cliente no puede tocar, probar o ponerse el producto, ni pedir asesoramiento al vendedor antes de comprarlo. Por eso es absolutamente importante proporcionar todos los detalles que puedan resultar decisivos para para compra del producto. Para que el texto sea fluido y no resulte pesado lo ideal es dividirlo en apartados dejando que "respire". Las descripciones detalladas repercuten de forma positiva en las devoluciones pues los clientes están más seguros de lo que están comprando.


Por último cabe destacar que en la descripción de producto deben incluirse llamadas a la acción (o Call-to-Action) que conduzcan al comprador a la finalización de la compra.